Acelga

    Acelga

    Acelga

    Descripción

    La Acelga es una planta muy nutritiva, rica en fibra y vitaminas. ¡No puede faltar en ninguna dieta! Por eso, y aunque no es del gusto de todos los paladares, goza de una gran demanda en el mercado. ¿Quieres plantar acelgas? ¡Te contamos todo sobre su cultivo! 

    Su nombre científico es Beta vulgaris subsp.cicla, y pertenece a la familia de lasamarantáceas. La Acelga es una planta herbácea con hojas grandes de color verde, brillantes y nervadas. Su tallo, también llamado “penca”, es blanco o amarillo dependiendo de la variedad. Y es que existen diversas variedades de acelga. ¿Quieres conocerlas? Las enumeramos rápidamente: 

    • Verde de penca blanca ancha

    • Bressane

    • Amarilla de Lyon

    • Amarilla de penca blanca

    • Roja

    Las hojas son muy parecidas entre estas variedades, pero se distinguen, como decíamos, por el color de la penca o tallo.

    Cuando vayas a cosecharla puedes hacerlo por hojas: no tienes que arrancarla entera como si fuese una lechuga. Puedes ir cogiendo varias hojas para comer y dejar el resto en la planta. ¡Así crecerá más fuerte!

    Pero antes de entrar de lleno en las cuestiones relativas al cultivo de la planta de la Acelga detengámonos un momento para conocer los componentes y las características de este nutritivo vegetal.

     

    Las propiedades de las acelgas

    Contiene un 27% de sacarosa y gran cantidad de ácidos orgánicos y azúcares. Posee vitaminas, fibra, ácido fólico, carótenos y sales minerales con un alto contenido en agua (un 48%, exactamente).

    El consumo de acelgas mejora la circulación y su gran concentración de vitamina A es muy beneficiosa para la piel. Ayuda a adelgazar y mejora los problemas de estreñimiento. También previene la pérdida de visión, la ceguera nocturna, las cataras y el glaucoma. ¿Te parece poco…? Pues espera, ¡que aún hay más! Es muy recomendable para fortalecer el sistema inmunológico frente infecciones del aparato respiratorio como anginas, gripe, resfriados, faringitis, sinusitis, bronquities… ¿Qué más se puede pedir?

    A los niños no les suele gustar demasiado, pero conviene que sus papás lo incluyan en la dieta, ya sea mezcladas con otros alimentos o trituradas.

     

    El cultivo de la Acelga 

    Ya es hora de que mencionemos detalles más técnicos sobre su cultivo. ¿Estás pensando en plantar acelgas en tu pequeño huerto para tu propio abastecimiento? ¿Quieres cultivarlas para comerciar con ellas? ¡Pues no pierdas detalle!

    • Tierra y abonado: se adapta bien a todos los suelos, aunque prefiere los arcillosos y necesita profundidad. Se debe abonar con estiércol o humus de lombriz.

    • Siembra: puede llevarse a cabo en semilleros o directamente en el suelo, aunque es más cómoda la primera forma de hacerlo. Aunque puede sembrarse durante todo el año, lo ideal es hacerlo en primavera.

    • Marco de plantación: debe realizarse dejando una separación entre las plantas de unos 25 cm y con una distancia entre cada fila de plantas de 70.

    • Trasplante: se hace cuando tiene entre 6 y 7 hojas.

    • Riego: requiere que la reguemos de forma frecuente y regular.

    • Labores de mantenimiento: en los cultivos de invernadero se acolcha el suelo para protegerla de las malas hierbas y posibles enfermedades, como hongos que podrían llegar a afectar a las hojas.

    • Cosecha de la Acelga: se puede hacer de forma escalonada, a los 30 días aproximadamente. También se pueden ir recolectando las hojas poco a poco, a partir del momento en el que alcance una altura de 25 cm.

    Fácil, ¿verdad?

     

    Principales problemas de la Acelga

    Estamos ante una planta fuerte, por lo general.Pero como sucede con todos los vegetales, pueden aparecer enfermedades y otro tipo de problemas.

    A la Acelga le suelen afectar insectos como el pulgón negro, la pulguilla y la mosca de la remolacha, las babosas y los caracoles… Estos últimos se pueden evitar con cerveza. También le afectan hongos como la roya y la cercospora.

    Pero los mayores enemigos de las acelgas son los pájaros. Para protegerlas cúbrelas con una tela o una maya metálica para evitar los picoteos de las aves. También puedes usar algo que los espante, como CS’s colgados o lo que se te ocurra. Mientras funcione, ¡todo vale!

     

     

    Consumo y formas de cocinar las acelgas

    Se pueden tomar hervidas, salteadas, en sopas y potajes, ¡en tortilla!, crudas, en ensaladas… La gran variedad en las formas de cocinar acelgas lo pone fácil para hacer pruebas con los más pequeños y conseguir que se las coman. ¡Seguro que has visto alguna vez a tu abuela servir una tortilla de acelgas!

    Detalles del producto

    Nuevo

    Comentarios

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí