Ajo

    Ajo

    Ajo

    Descripción

    Su cultivo en el Mediterráneo se remonta a 7.000 años de antigüedad. Con un aroma fuerte y muy peculiar, el ajo es un saborizante natural muy valorado en la cocina ¡Un excelente condimento, rico y saludable! Descubre todo acerca de las propiedades del ajo y su cultivo.

    Aunque muy pocos papás lo reconocerán, “ajo” es la primera palabra que dicen los bebés. Y es que Allium sativum, su nombre científico, ¡es un poco complicado de pronunciar para ellos! Bromas a parte, la planta del ajo pertenece a la familia de las Amarilidáceas, y se considera una planta de raíz.

    La Allium sativum es perenne, con hojas planas y delgadas, de hasta 30 cm de longitud. El bulbo de la planta del ajo forma una cabeza dividida en gajos conocidos como “dientes”. Existen diversas variedades de ajo, como son el blanco, morado, gigante y miniatura.

    ajo

     

    Propiedades nutritivas y medicinales del ajo

    Rico en vitaminas B y C, y en calcio, azufre, ácido fosfórico, potasio y zinc,

    el ajo es un alimento muy sano del que se recomienda un consumo de entre uno y dos dientes diarios para mantener una dieta saludable.

    Pero lo más sorprendente del ajo son sus virtudes medicinales: posee cualidades antiinflamatorias, antibacterianas, antivirales y antimicóticas. Es beneficioso para la circulación sanguínea por su efecto vasodilatador, ayuda a reducir el colesterol, refuerza el sistema inmunológico…

    Sorprendente, ¿verdad? ¡Pues aún hay más! El ajo aumenta los niveles de serotonina en el cerebro, con lo cual, es muy beneficioso para la depresión y otros problemas de tipo nervioso.

     

    El cultivo de la planta de ajo

    Si estás pensando en cultivar ajos, la información que te vamos a proporcionar  te será de gran ayuda. ¡Atento!

    • Siembra: se realiza en otoño o principios de invierno. Se planta con la punta hacia arriba. Es importante que sea proceda a la plantación en luna menguante a partir de noviembre, porque la raíz arraiga mejor.

    • Marco de plantación: se realiza en hoyos de unos 5 o 6 cm de profundidad y con una separación entre plantas de 20 cm aproximadamente.

    • Tierra y abonado: la planta del ajo necesita suelos con buen drenaje, algo arcillosos, ricos en materia orgánica y con bastante humedad. Puedes añadirle un poco de humus de lombriz en el momento de la siembra.

    • Riego: debe regarse cuando se siembre y después cortarle el riego. Al ser una planta de la temporada otoño-invierno, necesita menos agua, porque no sufre temperaturas demasiado altas.Mi abuelo decía que el ajo era una planta de secano,jejeje.

    • Labores de mantenimiento: requiere la eliminación de la maleza para mantener el suelo mullido.

     

    Plagas y principales problemas de la planta del ajo

     Al ajo le puede afectar insectos como la mosca de la cebolla y la tiña del puerro. También los hongos como la roya y el mildiu.

    Por lo demás, la planta del ajo es fuerte y resistente, con lo que no suele padecer problemas demasiado graves.

    Consumo del ajo

    Este excepcional condimento se emplea en cocina como saborizante y es el principal protagonista en platos como el ajoblanco, el pollo al ajillo, la sopa de ajo, el ajoarriero o el alioli. Los brotes tiernos son preparados como si fueran espárragos. Se usan secos, verdes (ajetes) y curtidos. Aunque también son empleados en medicina para combatir verrugas o para la ronquera.

     

    Esto es todo lo que necesitas saber si deseas plantar ajos en tu huerto. Y recuerda, cultivar ajo es cultivar salud y bienestar.

    Haz clic en la imagen para ir al producto



    Detalles del producto

    Nuevo

    Comentarios

    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí